Allah nos ha dado mucho 

El ser humano es, por naturaleza, insaciable y no agradece a Allah, o sea, que en ningún caso está complacido. Si el hombre es agraciado con riqueza, no da lo que corresponde y que es establecido por Allah.
El Corán dice: “Verdaderamente, el hombre ha sido creado inquieto e impaciente, pues, si le sobreviene algún mal se angustia y si le acaece algún bien se vuelve avaro y tacaño”. (70: 19-21).
Que Allah nos conceda el favor de protegernos de estos defectos.