Con regularidad y constancia

Me gustaría que seamos constantes, firmes y que mantengamos sólida nuestra fe practicando lo que habitualmente hacemos sin disminución, ni exceso. 
Por ejemplo, si alguien lee apenas unas pocas páginas del sagrado Corán a diario, pues que siga así sin parar. 
Si alguien al recibir su salario, da algo del mismo a algún necesitado, pues que así siga y que no interrumpa esta loable rutina. 
Acordaos que Aisha, que Allah esté complacido con ella, dijo que el Profeta dijo: “Allah ama aquellas obras que se hacen constantemente aunque sean pocas”.