El Profeta dio la solución

 

El problema de la pobreza y el desempleo es de antaño. Para solucionarlo, el profeta Muhammad (S.A.W.) ha empleado una variedad de métodos en los que la teoría fue acompañada por el modelo práctico.

Dijo a quien le fue a pedir ayuda lo siguiente:”(…) que la persona tome una cuerda y traiga una carga de leña para venderla es mejor que preguntar a la gente y que a veces la persona recibe ayuda y otras veces no”.

En cuanto a la incapacidad de ganar, allí aparece el papel de la solidaridad social, donde el Profeta, la paz sea con él, alentó a los musulmanes a hacer caridad y cuidar de los pobres, y que sea una responsabilidad social.

Este es el método islámico  para enfrentar los problemas y las crisis.

Que Allah alivie la pobreza y el sufrimiento de toda la gente.