En compañía de Allah

Después de cumplir con las cinco oraciones establecidas, el musulmán puede aproximarse más hacia Allah a través de rezos voluntarios.
Abu Huraira (R.A.A) dijo que el Profeta dijo:
“Allah, Todopoderoso, dice: “ningún siervo mío busca mi cercanía con algo que sea mejor que con lo que le he hecho obligatorio, y mi siervo continúa la búsqueda de mí cercanía con la oración nafl, voluntarias, hasta que yo lo ame. Cuando lo amo, Yo cambio sus oídos con los que oye, los ojos con los que ve, las manos con las que palpa y las piernas con las que camina. Si él me solicita algo, se lo concedo y si él busca mi refugio, se lo concedo”. (Albujari).