Es muy buen consejo

 

Se narró de Mu’ádz Ibn Yabal (R.A.A.) que el Mensajero de Allah (S.A.W.) tomó su mano y le dijo: “Mu’ádz, por Allah, yo te amo, te aconsejo, Mu’ádz, no falles en decir luego de cada oración: “Oh Allah, ayúdame a recordarte, a agradecerte y a adorarte apropiadamente”.

Sabed que necesitamos siempre implorarle a Allah su auxilio divino para seguir firmes y sólidos en la Senda Recta.

Que Allah nos guíe e ilumine.