Es responsabilidad

Contraer matrimonio es una gran responsabilidad que deben tener en consideración tanto el hombre como la mujer al casarse. Has de saber que no es tan perdurable las cenas a la luz de las velas y las escenas poéticas que se ven en las películas románticas. Es importante decir que las expresiones de amor y largos diálogos extendidos y tiernos no continuarán para siempre y de vez en vez son derrotados por los problemas cotidianos y las nuevas responsabilidades.
Eso no es para asustaros.
Es una realidad que los jóvenes deben saber antes de concurrir a pocos meses de casados al divorcio que deja a los hijos vivir una infancia desgarrada entre la casa del padre, la casa de la madre, a veces la casa de la abuela…
Quiera Dios que el amor venza todo lo otro y que la gente viva feliz y contenta para siempre.