Gracias a Dios

Por la mañana, reza la oración de la aurora y lee algo del Corán y quédate a solas unos diez minutos -o un cuarto de hora- para pensar y reflexionar.
Piensa en este alimento que pronto comerás en el desayuno, piensa en el hijo que Allah te ha otorgado, piensa en tu esposo/a que Dios te ha dado. Piensa en esta mente con el que Dios te ha dignificado, piensa en esta merced tan grande de haberte levantado sano, feliz y complacido,…Piensa en todo, luego, sonríe y di: Gracias a Dios.