Hablando de humildad 

La humildad es un buen camino para ganar el corazón de los demás y, lo mejor de eso, ganar la complacencia divina. Es una recomendación explícita en el Corán que dice: No le pongas mala cara a la gente por vanidad y no camines por la Tierra jactanciosamente. Dios no ama a los presumidos. (31: 18).
Si eres humilde, serás de la gente del Paraíso, si Dios quiere. El Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, ha advertido, dijo: No entra en el Paraíso la persona cuyo corazón posee el peso de un átomo de arrogancia.