La puerta está abierta

Pronto recibiremos días benditos y noches llenas de plegaria y celebraremos la llegada de Ramadán. A partir de ahora, cada uno tiene que prepararse e implorarle a Allah su auxilio divino y volverse al Hacedor de Los Mundos que dice en el Hadiz qudsi: “Oh hijo de Adán, si me ruegas y esperas de mí que te perdone, te perdonaré sin importar lo que hayas hecho. Oh hijo de Adán, si tus pecados alcanzaran lo alto de los cielos, y luego buscaras mi perdón, te perdonaría”.

Que Allah nos perdone a todos.