Modelo a seguir

La vida conyugal se basa en el afecto, la misericordia y la buena convivencia.
Jadiya, que Dios tenga misericordia de ella, dio el mejor ejemplo de una mujer creyente que amó y apoyó incondicionalmente a su marido, el Profeta Muhammad (S.A.W.).
Jadiya estuvo junto al Profeta en todo momento y le alivió a su marido sus preocupaciones y dolor.
Merece la pena seguir su ejemplo, si Dios quiere.