No sé

En asuntos de religión musulmana, no hay vergüenza alguna en decir: ‘’No sé’’. En aquellos lejanos años, una delegación fue a visitar al Imam Ahmad bin Hanbal en Bagdad. La delegación había hecho el viaje a pie a lo largo de cuatro meses. Al  Imam Ahmad bin Hanbal le hicieron treinta preguntas y él respondió solamente a diecisiete, diciendo que no sabía las respuestas del resto. Se asombraron y dijeron: ¿El Imam Ahmad bin Hanbal no sabe? Él dijo: Efectivamente, el Imam Ahmad ibn Hanbal no lo sabe!

Quiera Dios que todos y cada musulmán aprenda de eso.