Obras Valiosas

 

Hay muchas obras que el musulmán puede desarrollar y Dios ama estas obras y recompensa por las mismas.

Son las buenas acciones que se hacen a solas, lejos de la gente para que no haya hipocresía en ello: Recitar el Corán a solas,  llorar o estallar en llanto, también, a solas. Contemplar el universo, el Reino divino, el recuerdo, la súplica, las oraciones nafl, voluntarias, en plena noche, la caridad, etc.

Hacedlo, por favor, y aprovechad bien la vida.