Regocijaos y alegraos

Anas, que Allah esté complacido con él, dijo que el Profeta, cuando cabalgaba en su montura y Muadz estaba tras de él, le dijo:
“¡Muadz!
Muadz contestó: ‘¡Estoy a tu servicio, !Mensajero de Allah!’
Y le volvió a decir: ¡Muadz!
Y Muadz contestó: ‘¡Estoy a tu servicio, !Mensajero de Allah!’(tres veces).
El profeta le dijo: ‘A todo siervo que atestigüe que no hay más dios que Allah y que Muhammad es Su siervo y Mensajero, sinceramente con el corazón, Allah lo apartará del Fuego.
Muadz dijo: ‘¡Oh Mensajero de Allah! ¿Puedo informar de ello a la gente y que reciba la noticia con júbilo?’
Dijo: ‘Si les informas de ello, tal vez dejen de hacer buenas acciones.’
Así pues, Muadz informó de ello sólo antes de su muerte, temiendo cargar con la falta de ocultar este conocimiento”. Transmitido por: Albujari y Muslim.