Simplicidad

Podemos decir a la gente sobre el Islam algo fácil, preciso y conciso, algo por ejemplo así:
Hace más de catorce siglos, cuando se vivía en la oscuridad y lejanía total de una buena religiosidad, apareció el Mensaje del profeta Muhammad. Muy pronto la luz del Islam se extendió de Este a Oeste y de Norte a Sur; inundó cada rincón de la tierra y en tan solo 23 años esta luz llegó a toda la raza humana. Todo el mundo conocido en aquel entonces abrazó el Islam…
Quiera Dios que hoy también todo el mundo acepte esta luz que sigue brillando y que todos digan: No hay más dios que Allah y Muhammad es su Mensajero.