Solamente rutinas mundanas

Hoy por hoy, la vida de mucha gente se reduce a rutinas mundanas; la gente se preocupa por los asuntos materiales y del confort, y se aleja de la meditación y reflexión en torno a la creación de Allah. Parece que se ha perdido la sensibilidad espiritual por la lejanía de Allah y por ello, el hombre ha causado daño a su verdadero relax y a su corazón.
Para que nuestra vida tenga sentido de verdad y así vivir sosegados y esperanzados, debemos vivir empapados de las enseñanzas del Corán. En él está nuestra fuerza, nuestro verdadero éxito; a él debemos aferrarnos y de esta manera tendremos triunfo en esta vida y en la próxima.