Traducción de Jutba del viernes 19/11/1438a.h. – 11/08/2017

Traducción de Jutba del viernes
 en el Centro Cultural Islámico de Madrid
19/11/1438a.h. – 11/08/2017
Exhortación
 
Alabado sea Allah, Señor del Universo. Lo glorificamos, Le pedimos perdón por nuestros pecados y a Él nos encomendamos. Nos refugiamos en Allah del mal que existe en nuestras propias almas y de los perjuicios de nuestras malas acciones. A quien Allah guía nadie puede desviar, y a quien extravía nadie puede guiar. Atestiguamos que nada ni nadie merece adoración sino Allah, Único, Quien no tiene copartícipe alguno. Atestiguamos que Muhammad es Su siervo y Mensajero.
 
Hermanos creyentes: Temed a Allah como es debido, Aferraos al pacto de Allah, todos juntos, sin dividiros. Recordad la gracia que Allah os dispensó cuando erais enemigos, reconcilió vuestros corazones. Sabed que la persona que cumple con lo establecido por Allah, Allah le salva de todo lo malo y tendrá éxito en la vida del más allá.
Esta vida es la morada de las acciones, así que obrad para tener recompensas en la Otra Vida. Al pensar y meditar sobre eso y al saber que este mundo terrenal es para obrar y al ver las mercedes otorgadas por Allah a cada uno de nosotros, el musulmán ha de hacer toda buena acción para obtener éxito de verdad en el más allá. De esta manera, el verdadero creyente ha de aprovechar bien su tiempo y hacer en el mismo toda obra que agrada al Señor de los Mundos.
Sabed que nuestra vida terrestre no tendrá ningún valor sin la religión, ni tendrá bendición sin el Islam. Allah dice:  Quienes anhelen los placeres transitorios de la vida mundanal sepan que se los concederemos a quienes queramos, pero [por haberse olvidado de la otra vida] les destinaremos el Infierno, donde ingresarán humillados y condenados. Pero quienes deseen la otra vida, sean creyentes y se afanen por alcanzarla se les retribuirá por su esfuerzo. A todos [en esta vida] se les concederá de los favores de tu Señor [¡Oh, Muhammad!]. Sus favores no le son vedados a nadie. (17:18-20).
La persona que goza de sensatez es la que medita en torno a la propia vida y se da cuenta de que ésta es pasajera y que pronto ha de desaparecer del todo. Allah dice:  (…) Pero vosotros [¡Oh, hombres!] preferís la vida mundanal. Y sabed que la otra vida es mejor y eterna. (87:16-17). Obrad para alcanzar los elevados grados en la vida postrera y para salvarse del castigo del fuego infernal. Allah dice: (…)  los incrédulos serán cubiertos con prendas de alquitrán caliente en el Infierno y se verterá sobre sus cabezas agua hirviendo. Les abrasará sus vientres y su piel, Y serán atormentados allí con garfios de hierro. [Los Ángeles] Tendrán mazas de hierro [para golpearles] toda vez que, angustiados, quieran salir de allí, haciéndoles regresar, y se les dirá: ¡Sufrid el tormento del Infierno! (22:19-22).
Sabed que los problemas de la juventud son muchos y la solución de los mismos se encuentra en seguir la Sunnah del profeta (S.A.W.). Los padres, educadores y toda persona sensata en la sociedad deben dar buen ejemplo a los jóvenes, especialmente  a los menores que absorben todo.
 
En los tiempos en que vivimos es sumamente difícil que los jóvenes lean historia y relatos beneficiosos para ellos mismos y para su entorno. Por ello es sumamente importante que tengan modelos a seguir, que tengan ejemplos de buena gente para dejar en ellos huellas imborrables y de gran beneficio.
Que Allah nos bendiga a través del Corán y la Sunnah de su Profeta.
Segunda Jutba
   
 Alabado sea Allah por darnos éxito en la vida, Por el éxito otorgado a todos. Te damos las gracias por ello Señor de los Cielos y la Tierra. Atestiguamos que nada ni nadie merece adoración sino Allah, Único, Quien no tiene copartícipe alguno. Atestiguamos que Muhammad es Su siervo y Mensajero.
El profeta, de acuerdo al hadiz narrado por Abdullah Ibn ‘Amr Ibn Al-‘Aas y transmitido por Muslim, nos ha informado que la primera generación de la nación musulmana ha obtenido bendición gracias a su apego a la Sunnah, mientras que las últimas generaciones serán azotadas por grandes pruebas y conflictos. Los primeros musulmanes se aferraron a la sunnah y las últimas generaciones reciben fuertes golpes por la culpa de su accionar en la tierra.
Asimismo, el profeta nos ha dilucidado el camino de la salvación de todo conflicto, dijo, según narra Al-‘Irbad ibn Sariyah : “Os recomiendo temer a Allah, oír y obedecer aunque os gobierne un esclavo abisinio, ya que quien viva de vosotros después de mí, verá muchas discrepancias. Apegaos, pues a mi Sunna y a la de los califas guiados y rectos. Aferraos a ella con los dientes y evitad las innovaciones (en cuestiones de religión), ya que toda innovación es una invención y toda invención (religiosa) es un extravío”. Sabed que aferrase a la Sunnah es motivo de salvación, es el gran y mejor remedio en toda nuestra vida, en nuestros hogares, trabajos, etc. Asimismo invocad al Señor d los Mundos permanentemente.
La paz sea con el profeta Muhammad. Alabado sea Allah Señor del Universo.
Ruegos y súplicas a Allah